domingo, 4 de septiembre de 2011

Nuevas colecciones de Salvador Bachiller

Ayer os hablaba de que los bolsos son mi mayor adicción, algo que tampoco debía merecer mucha aclaración a la vista de los pocos post que llevo y la cantidad de fotos de bolsos que ya aparecen por aquí. Lo hice porque entiendo que debería presentarme y hablar un poco de mi antes de empezar a  parlotear (escribir) como un papagayo. 

Bueno, y también lo hice a modo de introducción del post de hoy. Si ayer decía que estoy enamorada del Birkin de Hermès (como medio sector femenino) es lógico y que normal que lo que tenga en casa sean dos versiones baratas con parecidos razonables, pero hay otras firmas que están entre mis favoritas y tienen precios mucho más asequibles. Una de mis preferidas es Salvador Bachiller.

Colección patchwork Salvador Bachiller. 2011
Hace unos años que los descubrí y debo reconocer que me gusta prácticamente todo lo que tienen. Es raro que entre a echar un ojo y salga sin nada. Si no es un bolso es una cartera, un accesorio de viaje o un llavero (creo que tengo algo de cada sección, ahora que lo pienso). Así que cuando me decidí a abrir el blog fue la primera firma a la que escribí para que me mantuvieran informada de novedades.

No ha sido hasta esta semana que me han llegado los primeros correos y aunque sí eché un ojo no pude hacer un post con ellos. Las dos colecciones que presentan para los próximos semanas son un tanto coloristas, algo que viene muy bien para alegrar el supuesto frío que ha de llegar, y a mi me recuerdan al campo. (Nota mental: mis parecidos y asociaciones son muy raras, os iréis acostumbrando).
El cierre es precioso.
Una de las colecciones es la de cuadros escoceses. Escocia (y los escoceses) son otra de mis debilidades, así que no puedo evitar que me chiflen los bolsos con este estampado, pero especialmente esta bolsa para fin de semana. Yo necesitaría verla en directo para saber cómo de grandes es, porque no tengo ninguna de fin de semana (salvo los mini trolleys) y tengo ganas de algo de este estilo.
Y la otra colección es la de patchwork, que me resulta cuanto menos curiosa para el invierno, por el colorido, pero teniendo en cuenta que yo asocio esta técnica con las mantitas esas tan grandes ya le encuentro su lógica. A mi esta colección, sinceramente, me gusta más para otoño que para invierno, todo hay que decirlo.

Este modelo me parece muy mono para uno de esos días que vas de lo más sencilla con vaqueros y un jersey. Además es amplio, para meter todo lo que necesitas; y como tiene asa no vas a ir arrastrando los hombros por el peso, sino que lo puedes llevar cómodamente en la mano.
Nunca había visto una cartera de patchwork y la verdad es que me encanta. Pero si la colección en general es apropiada para el otoño esta cartera en particular yo me la pondría todo el año, especialmente en verano con un vestido corto o mismamente con vaqueros. Sí, por si aún no lo habíais adivinado los vaqueros son mi prenda fetiche, mi básico de fondo de armario; no puedo vivir sin ellos.

1 comentario:

  1. El pequenyo bolso patchwork azul celeste tiene que ser mioooo mi tezoooroooooo

    ResponderEliminar