lunes, 11 de junio de 2012

Experiencia en The Way We Live en Gijón (I)

Bailarinas de ballet y modelos en el desfile de Miamio.
Gijón acogió el pasado fin de semana (curiosamente viernes y sábado, el domingo fue de descanso) el evento The Way We Live, el único de estas características del norte de España y el primero que se celebra en Asturias. La expectación era máxima, especialmente viendo el amplio programa, los nombres que aparecían en el mismo y el hecho de que muchos de los que vivimos por estos lares nunca habíamos asistido a una experiencia similar.

Es tanto lo vivido en estos dos días que creo voy a repartirlo en un par de post para que no se haga excesivamente largo. Y en contra de lo habitual no voy a empezar por el principio, sino por el final. El broche a dos días de moda fue un desfile de Miamio de los que te dejan con la boca abierta.
Detalle de las medias 'escritas' de las modelos de Cristina Lafuente.
Previamente Amaya Arzuaga, Josechu Santana (no pude verlo y lo siento), Ilkadora, María Lafuente, Carlos Silveira (tampoco lo vi) y Cristina Pascual dieron muestra de sus trabajos. Aunque me fascinaron las medias de las modelos de Lafuente (colección hecha con un producto que se obtiene a través de botellas de agua e inspirada en Da Vinci) me quedo con los de Pascual y Miamio. Aunque ya digo que probablemente sea por eso de la practicidad y veo mucho más probable salir con uno de esos modelos a la calle que con uno de los otros.

Tras el desfile, y los merecidos aplausos a la gente que trabajó por detrás (que eran casi tantos como asistentes), se sirvió un cocktail cortesía de Cointreau con regalo de mini-coctelera rosa de plástico, que evidentemente se vino conmigo a casa, faltaría más. Eso y muchos conocimientos, aunque curiosamente no fueran de moda.

Cócteles rosas para cerrar The Way We Live.
Cuando eché un primer vistazo a The Way We Live lo que me llamó la atención fueron los desfiles, los ponentes de los debates, la presencia de reconocidísimas blogers o el showroom. Aún así me apunté a todos los talleres que encontré porque una aún conserva el espíritu de ratón de biblioteca. Sinceramente han sido lo mejor del evento.

Cierto es que los desfiles estuvieron genial, que el showroom había cosas bonitas y que había blogers muy conocidas. Pero curiosamente, esto último fue lo que menos me gustó: en las mesas redondas se insistía sobremanera en la idea de bloger versus periodista (un bloger no es un periodista, aunque un periodista sí puede ser bloger), en si se puede economizar el tener una bitácora, si uno se vende a la marca que le envía cosas para que haga reviews, etcétera. Temas, que al fin y al cabo, pensé que estaban mas que superados a estas alturas.
Mesa redonda sobre la publicidad en internet.
He de decir que de todas las mesas redondas que seguí la que más me gustó fue una sobre el comercio a pie de calle en la que participaban asociaciones de comerciantes y proveedores. Eso y las discusiones entre Alfonso Alcántara y Carlos Pérez, de Galactinet. Y como los talleres fue lo que me pareció más interesante lo dejaremos para el post de mañana.

2 comentarios:

  1. Jaja, ahora que veo la foto, me acuerdo de ese momento de la modelo del vestido verde.
    Te juro que pensaba que iba a pasar entre las bailarinas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo pensé, viendo como se colocaban!

      Eliminar